sábado, 8 de diciembre de 2012

Fragmentos de Esta Noche Dime Que Me Quieres (Federico Moccia)


>—Quizá te estuvieras cansando de la felicidad. Cuando vuelvas a encontrarla, sabrás apreciarla.
==========


Gregorio mantenía una excelente relación con Tancredi. Su padre lo había llamado cuando él era muy pequeño para que fuera su tutor, su guardaespaldas, su chófer... pero también, en cierto modo, para que ocupara su lugar.
==========


—Hay el mismo número de personas buenas que de malas. Pero los buenos a veces se olvidan de las cosas en las que creían.
==========


Había perdido la cuenta de las propiedades, empresas, coches, aviones, barcos o inmuebles que poseía. Sólo sabía que también tenía una isla y que no había querido comprar otra por miedo a confundirlas.
==========


¿Y si ella fuera distinta por completo? ¿Cuántas veces nos hace soñar una imagen, se convierte en la posibilidad de realizar todos nuestros deseos, pero al final la realidad resulta ser muy distinta? La vida es una serie de sueños que acaban mal, es como una estrella fugaz que cumple los deseos de otra persona.
==========


—¿Lo ves? Tú buscas otra cosa en mis palabras, tal vez una insinuación. Sin embargo, yo simplemente quería decir lo que he dicho. La belleza está a nuestro alrededor. A veces estamos ciegos.
==========


Un mundo nuevo. Creo que cada vez que una persona conoce a otra se abren nuevos caminos... Quién sabe qué pasará ahora.
==========


La vida es como un gran rompecabezas incompleto.
==========


«Lo bonito de algunos dependientes —pensó Sofía— es que te cuentan su filosofía.» 
==========


Le sonrió y se fue sin más, con los pantalones algo caídos. Aquel muchacho era una extraña mezcla entre rapero y hacker obligado por sus padres a enfrentarse con Chopin.



1 comentario:

Pensamientos compartidos