lunes, 26 de noviembre de 2012

Frases de Melendi: Disco "Lágrimas Desordenadas" (2012)


Y es que yo no quiero pasar por tu vida como las modas
no se asuste señorita nadie le ha hablado de boda.



Como un soldadito desplomado por la luna en tu ventana, como aquel acento que buscaba su palabra, así estoy yo.



Y que no existen primeros, ni últimos por extranjeros.


 
Aunque pensándolo bien: ¿Cuál sería nuestro futuro?
Tú que prefieres un peso que un beso  y yo no tengo ni un puto duro.




Lo que sí es verdad, es que no he vuelto a besar ni lo volveré a hacer jamás con los ojos cerrados, eso es solo para enamorados.



Y puse tus recuerdos a remojo, y flotan porque el agua esta salada. Salada porque brotan de mis ojos lágrimas desordenadas.



De repente desperté
y como siempre este maldito mundo, tan extraño como absurdo,
tan cruel como taciturno, comenzó a andar del revés.



Soy un niño travieso que en un cuerpo de hombre se esconde
de pequeño fue el coco y ahora su mujer quien jode.




Yo antes era un calavera y ahora aquí en mi habitación
viendo una telenovela cualquiera nena se me cae el lagrimón.



Dios los cría y ellos se juntan por los callejones para contarse batallas de heridas de amores,
maquillando sus historias de imaginaciones.



Quiero ser la escoba que en tu vida barra la tristeza
quiero ser tu incertidumbre y sobre todo tu certeza.
 


Dolía más en su mente que en su cuerpo
Y en la vergüenza del silencio
Se marchito su corazón.



Tú que sólo comes hojas  y yo sólo carne roja.
Yo vivo en un cuento chino y tú en una peli de Almodóvar. 






Hace tiempo que te observo un día más del que te quiero mujer.


 

Hoy después de mil vueltas, al final ya comprendí
que en realidad soy así...
que no vale la pena luchar por cambiar ciertas cosas,
no todas las orugas se pueden hacer mariposas.



Tú que presumes de atea mientras yo vivo de la marea que un dios puso en mi garganta.



Y ahora que estoy solo y loco entre cuatro paredes,
rodeado de posters lleno de bellas mujeres
Me voy dando cuenta poco a poco que solo me importas tú!



Mi primer beso fue... más bien tarde que pronto,
tenía 16 y ese bigotillo tonto.




Un galán encorbatado muy formal y peripuesto
le solicitó un servicio
de esos que no paga impuestos
a una dama con la moral distraída.



Y he plantao un jardín de la alegría,
para hacer mas divertidos mis días.




Me resulta tan difícil creer que existe el destino,
cuando todo el mundo baila si cuatro tiran de un hilo.



Tu corazón un hueso de aceituna y el mío en rebaja siempre de ocasión.



Quiero que seas mi tango de Gardel, mis octavillas
Mi media luna de miel, mi blues, mi octava maravilla.



Que me has tirado al mar de pies atados y sujetando los recuerdos con las manos!



De repente desperté
y como si de un suelo se tratara, vi que el mundo era un papel,
donde el poderoso pinta garabatos para lavarse las manos después.



Como solamente Peter desde que tú te llevaste el Pan.



Y los tejados llenos de gatos celestes,
unos huyen de si mismos
y otros huyen de la gente
porque nadie les comprende.



Y en el horizonte de mi pecho en llamas, soy un superman que busca tu cabina.



Con la realidad te vas a dar de bruces  si piensas que un euro es mejor que un detalle,
porque una ventana que da a un patio luces  puede brillar más que una que da a la calle.




Creía que después de la noche oscura llega el día
pero en su caso nunca se cruzó el ocaso.
 


Me conozco tan bien que aprovecho mis debilidades
y sé cuando estoy más predispuesto para hacer maldades.

 


Y hoy le pido a tu ángel de la guarda que comparta,
que me de valor y arrojo en la batalla pa’ ganarla



No tienes que darle vueltas deja que hable el corazón.



Recuerda que tú rechazaste ser la flor para mi vida,
por ser sólo un pétalo en la de ese tipo.




Hoy doy rienda a la locura y si me cura la cabeza, venga ponme otra cerveza
 y una doble ración de certeza de si tengo o no tengo razón.



No pienses que estoy loco por vivir a mi manera.



Y los tejados llenos de gatos celestes,
unos huyen de si mismos
y otros huyen de la gente
porque nadie les comprende.



Y paso de quererte para engordar tu lista de enemigos.



Quiero ser tu medicina, tus silencios y tus gritos.
Tu ladrón, tu policía, tu jardín con enanitos.



Hace tiempo que me fijo que besas tu crucifijo si algo hay malo en las noticias,
y que te muerdes el labio inferior cuando el galán se besa en la protagonista.



Y la luna brindando por ellas,
las mas bellas, las botellas.



Hoy he soñado que todo es mentira,
que no existen los parados por derecho
y que el político es de plastilina.



Y así fue como empezó mi andadura en el amor,
lo peor es que pasa el tiempo y no he mejorado mucho.
Sigo siendo aquel niño flacucho...



Y que mis labios ya no son el cementerio donde los tuyos vienen a morir.
Que me has cortado el aire y sin remedio, me va ha costar poder sobrevivir.




Yo tan solo quiero ser las cuatro patas de tu cama,
tu guerra todas las noches, tu tregua cada mañana.



Hoy atraco en los bares,  fui polizón del piercing de tu ombligo.



Pero cuando no te quede techo que alcanzar te sentirás vacía
y como un jarro de agua fría será cuando mires atrás.



Quiero ser el vagabundo que pasea por el mundo de la mano de su dama.




Hoy no salgo de mi casa, lo de fuera ya no me interesa.
Ella no me besaría ni aunque lo predigan mil profetas.



Hace tiempo que sospecho que acomodado en tu pecho yo alcanzaría la gloría.



Puede ser que de tanto quererme olvidara que soy mi enemigo
puede ser que lleve años aprovechándome de mi mismo.



Yo soy el que se queda con la capa y tú los poderes.



Tu astronauta, el primer hombre que pise tu luna, clavando una bandera de locura.
Para pintar tu vida de color, de pasión, de sabor, de emoción y ternura



Es verdad nunca me dio esperanzas, pero tampoco me las quitó.



Y no me cambies de tema,
que hoy la luna llena quema,
como este silencio tan incomodo...



Que pena me das niñita consentida,
con tu cheque falso al portamor vencido...




Y de repente desperté
y vi a cuatro individuos en la tele peleando por el poder
mientras en la calle un pueblo esclavizado buscaba en la basura pa' comer.



Lo que que está claro aquí es que yo he venido a por ti.



Educadamente te daré un consejo, que probablemente todavía no sabes,
el demonio sabe mucho más por viejo que por ser el rey de todos nuestros males.

 


Siempre me decía con su melodía que algún día iba a llorar.


Nota: Las letras de este disco no tienen desperdicio, muy dificil extraer simplemente frases. Viva Melendi!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pensamientos compartidos